El Fusarium oxysporum es un hongo muy peligroso.

Es un hongo que puede matar a más de cien cultivos.

Estudiar cómo funciona este hongo dará pistas para poder controlarlo.

Un estudio ha conseguido desactivar unas enzimas del hongo llamadas celulasas.

Estas enzimas actúan en la infección de las plantas.

Sin las celulasas el hongo actúa más violento. La planta muere más rápido.

Pero sin las celulasas el hongo no puede propagarse a otros cultivos.

El estudio demuestra que las celulasas son más importantes en la fase final de la infección

Publicado en Lectura Fácil

En el estudio, publicado en la revista Nature Communications, ha participado un equipo de investigación de la Universidad de Córdoba (España) y la Universidad degli Studi del Molise (Italia).