Jueves, 28 Abril 2022 09:41

El ciclo Cienciaficcionados finaliza el año dando luz en la realidad de las personas con autismo

Escrito por UCC+i
La investigadora Azahara Jiménez y la periodista Marta Jiménez en el debate La investigadora Azahara Jiménez y la periodista Marta Jiménez en el debate

La investigadora de la UCO Azahara Jiménez Millán analizó la novela ‘La velocidad de la oscuridad’ durante la última sesión de Cienciaficcionados, un encuentro en el que temas como la normalidad como factor de desigualdad o la construcción de la personalidad estuvieron presentes

Cuando Lou Arrendale, el protagonista de la novela 'La Velocidad de la oscuridad' de Elizabeth Moon, fue a sacarse el DNI tuvo que añadir al formulario el color de sus ojos. En la celda solo cabía un color. Sin embargo, Lou consideraba que sus ojos no solo eran marrones, sino que incluía una variedad de colores y matices. El marrón, pensaba Lou, “es sólo el color que ve la gente porque no mira de verdad a los ojos de los demás”. Con esta metáfora se puede entender la diversidad y la realidad de las personas con autismo, tema que fue el centro del debate de la última sesión de Cienciaficcionados celebrado ayer en el que la investigadora del Departamento de Educación de la UCO Azahara Jiménez Millán y la periodista Marta Jiménez comentaron la novela de Elizabeth Moon, premio Nébula 2004.

“El título de la novela ‘La velocidad de la oscuridad’”, como explicó Marta Jiménez, “se convierte en una metáfora contrapuesta a la velocidad de la luz y alude a la rapidez con la que se propaga el miedo, el prejuicio o la ignorancia sobre condiciones como el autismo”. Y ese fue el objetivo del coloquio de ayer: aportar conocimiento (luz) en un mundo del que muchas personas tienen desconocimiento (oscuridad). De hecho, aún sigue existiendo una acepción en el diccionario de la RAE que habla de autista como persona que no se relaciona, e incluso se ha llegado a emplear como insulto. Ideas, como sostuvo la investigadora Azahara Jiménez, basadas más en la ignorancia, el desconocimiento o la oscuridad.

Temas como la inclusión y la exclusión marcaron un debate en el que se cuestionó el concepto “normalizar” por suponer un factor de desigualdad. “La normalidad es algo que hemos inventado para ordenar algo que nos perturba, la anormalidad, que es otra invención” dijo la investigadora. Y en ese ordenamiento del mundo, en esa construcción de la normalidad, se acaba creando la otredad con grandes muros y barreras que separan a las personas diferentes. “Diferencias”, explicó Azahara Jiménez, “siempre hay, pero al dar más valor a unas que a otras se acaba creando desigualdad”.

Se defendió, con ello, el derecho de las personas con discapacidad a no ser solo un diagnóstico. Como en la novela, Lou Arrendale no es solo una persona con autismo, sino que también es jugador de esgrima, trabajador en una farmacéutica, amigo... Como explicó Azahara Jiménez, “no hay que centrarse en el trastorno. Si nos acercamos, llegamos a ver la complejidad”. Sin embargo, a menudo no ocurre así y la discapacidad se acaba convirtiendo en el elemento definitorio.

Se trataría, como se mantuvo en el debate posterior entre el público asistente, en no poner el foco en la persona, sino en la sociedad, que es la que convierte a la persona en discapacitante. En un libro donde se plantea un tratamiento para curar el autismo, el coloquio finalizó con la propuesta de si debería ser la sociedad la que se sometiera a un tratamiento para ver la realidad de las personas con discapacidad de otra manera.

Con la sesión de ayer se pone fin al ciclo de Cienciaficcionados 2022, una acción de divulgación científica organizada por la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación de la Universidad de Córdoba, en el que se han debatido, además de la novela de Elizabeth Moon, otras tres novelas de ciencia ficción: ‘Planilandia’, de Edwin Abbot, ‘El nombre del mundo es Bosque’, de Ursula K. Le Guin y ‘Ecos’, de Víctor Conde.

Esta actividad está incluida dentro del VIII Plan Anual de Divulgación Científica de la Universidad de Córdoba que cuenta con la colaboración de la Fundación para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Visto 550 veces

Medios

Cienciaficcionados 2022 - "La velocidad de la oscuridad" con Azahara Jiménez